Nuestro Blog

Nuestro Blog

Ventajas de las Redes sociales empresariales en el sector financiero

Etiquetas: , Redes Sociales corporativas No comments
featured image

Redes sociales empresariales: un reto que bien vale el esfuerzo

CTA IPBRICK

El sector financiero es uno de los que menos fe ha tenido en las estrategias de social business. Entiéndase por social business el uso de tecnología social a lo largo de la cadena de valor corporativa para aumentar la capacidad competitiva. En este sentido, por lo general los bancos y otras instituciones de esta área han abierto perfiles en ciertas redes sociales, principalmente Facebook y Twitter, sin embargo, esto es sólo una mínima parte de lo que volverse una empresa social implica.

De hecho, al limitar su incursión sociotecnológica a estas redes sociales públicas se están perdiendo la oportunidad de explotar herramientas sociales que les permitirían aumentar la productividad, la capacidad de innovación y por ende los ingresos.

Sin embargo, es comprensible que el sector financier titubee y vaya muy poco a poco, pues tienen frente a sí cinco considerables retos:

  • Falta de confianza de los consumidores
  • Un mercado extremadamente competitivo
  • Poca tolerancia al error
  • Fuerte regulación
  • Rápida evolución tecnológica

Estas entidades financieras si quieren ser exitosas dando el gran paso al social business deberán establecer objetivos que todo la empresa debe conocer; una estrategia clara; apoyo de los niveles más altos de la directiva de la empresa y unas herramientas que vinculen a sus grupos de interés.

Estudios recientes muestran que casi la mitad de los clientes de las entidades financieras estarían interesados en recibir a través de las redes sociales información que los ayude a tomar buenas decisiones en cuanto a ahorro, inversión, productos y servicios se refiere.

Es por ello que actualmente las empresas sociales más experimentadas recurren a sus redes sociales para prestar soporte y canalizar reclamos; obtener feedback de los usuarios, con el cual luego orientar con mayor eficacia comunicaciones, productos y servicios. Además, a través de estas herramientas las marcas pueden entrar en contacto con sus clientes, difundiendo mensajes relevantes en función de sus gustos e intereses.

Por su parte, las empresas más avanzadas en esta materia, llevan la fidelización de sus seguidores a otro nivel, cuando utilizan sus redes sociales para incorporar a los clientes en  procesos de innovación y toma de decisiones.

Rol de las redes sociales empresariales en el social business

Como mencionamos antes, muchas empresas del sector financiero limitan su incursión en el mundo del social business a las redes sociales, sin embargo, hay un importante y creciente grupo aprovechando la sinergia que se genera dentro de la empresa gracias a las redes sociales empresariales.

Las redes sociales empresariales además de ser catalizadores de la meritocracia, fomentan la comunicación, la colaboración, la innovación, la creatividad, la transparencia y el trabajo en equipo entre empleados.

El cierre de la brecha entre millennials y los generación X, e incluso los baby boomers, en lo que a la adopción de nuevas tecnologías se refiere, hace que las empresas de hoy sean territorio fértil para la implementación de redes sociales empresariales, a través de todos los procesos de la empresa.

En un mundo globalizado e hiperconectado en el que mucho del trabajo se hace a distancia y en el que la velocidad de respuesta es uno de los elementos clave a la hora de hacer toda clase de negocios, el sector financiero no puede darse el lujo de dejar pasar la oportunidad que las redes sociales empresariales ponen a su alcance.

Especialmente si tomamos en consideración la creciente preocupación de las empresas financieras por el aparente aislamiento que existe entre las distintas unidades de sus instituciones, lo que conlleva precisamente a una lentitud anacrónica e inaceptable en estos tiempos.

Los bancos TD Bank, de los Estados Unidos, y el UBS Bank suizo son ejemplos de casos del mundo financiero en el que las redes sociales empresariales fueron acogidas con éxito. En el caso del norteamericano que cuenta con más de 80.000 empleados, repartidos en más de 1.275 oficinas, los empleados cuentan con una red social empresarial en la que a través de su perfil comparten sus gustos, intereses, experiencias y conocimiento.

Por su parte, UBS emprendió en 2010 una estrategia de social business con la que buscaba  fomentar un mejor intercambio de experiencias y conocimiento entre los empleados de los 50 países en los que la entidad está presente. Hoy el proyecto cuenta con la participación de más de 40.000 trabajadores de la institución.

Lograr lo que estos dos, entre otros del sector financiero han logrado, requiere necesariamente de cinco elementos:

Estrategia: todo comienza con un análisis exhaustivo del estado de las comunicaciones dentro de la empresa. Luego, se traza un plan de acción en el que se especifique el objetivo general y el los objetivos específicos en el ámbito social. Estos deben ser claros para todos en la compañía, medibles y estar a su vez obligatoriamente alineados a la estrategia corporativa.

Liderazgo: los directivos de la empresa deben definir la visión del proyecto, apoyar la definición de las necesidades y misiones de cada área de la organización, priorizarlas y asegurarse que los recursos necesarios para llevar a cabo la iniciativa sean asignados y bien administrados.

Contenido: generar y difundir contenido que los grupos de interés consideren relevante y valioso, es una de los retos más importantes que hoy enfrentan las empresas, y no sólo las del sector financiero, todas. La razón para esto es que la mayoría de las organizaciones no disponen de los conocimientos ni las destrezas para realizar estas actividades, ni hablar de otros procesos como la gamificación.

Medición: traducir a números el impacto de las redes sociales empresariales, en uno, la consecución de los objetivos de la empresa y dos, en el resultado económico final, es esencial para que todos en la organización reconozcan la importancia de convertirse en un social business.

El retorno de la inversión cuando hablamos de las redes sociales empresariales en el sector financiero, es sumamente alto y pasa por la mejora de las relaciones entre los empleados de la organización; la optimización de la comunicación y el servicio a los clientes lo que conlleva a su fidelización; incremento de la productividad y, finalmente, la capacidad de innovación, desplegado a todos los niveles de la empresa.

CTA IPBRICK

Acerca de Antonio Redondo

Related Posts

  • Redes sociales corporativas
  • Redes Sociales Corporativas
  • Redes sociales empresariales
  • Redes-sociales-empresariales

Add your comment